casaldaliga-mauro-720_560x280
En un artículo de Carlos Esteban titulado Bondad inteligente, hace una referencia a la opinión de José Antonio Marina sobre lo que a su parecer es la Inteligencia humana, o la inteligencia ejecutiva que tenemos todos los humanos:”Es la capacidad humana de dirigir la conducta para resolver problemas. Y la inteligencia en grado supremo es la bondad”. Esta opinión coincide con otra afirmación de Howard Gardner, el psicólogo que ha formulado la teoría de las inteligencias múltiples, que afirma: “La mayor demostración de inteligencia no es la ciencia, ni la literatura, ni el arte, sino la bondad” ”(Religión y Escuela nº 336, Madrid 2020). ¿Cómo puede llegar a esta conclusión este eminente psicólogo? A mi modo de ver sintetizando todas estas inteligencias múltiples que propugna en tres: Inteligencia Racional (IR), Inteligencia Emocional (IE) e Inteligencia Espiritual (IES). Y de estas tres, dejando a un lado la racional, que se ocupa del análisis, de la tecnología y de la ciencia; dejando también la emocional, que se expresa con los sentimientos, la empatía y el arte; llegamos a la espiritual, que se nutre del silencio para encontrar el sentido de la vida, que no es otro que el Amor y que se expresa con la bondad, la más dulce de las pasiones humanas.