Etiquetas

, , , , ,

c_jung

Si la Inteligencia Racional (IR) se nutre de ideas y se expresa en raciocinios; la Inteligencia Emocional (IE) se nutre de emociones y se expresa en gestos; la Inteligencia Espiritual (IES) se nutre de silencio para encontrar el sentido de las cosas y se expresa en mitos, ritos y símbolos.
La (IR) intenta conocer la realidad mediante leyes exactas que puedan expresarse con el lenguaje matemático, para poder así cuantificar y manipular las cosas. La (IES) intenta encontrar el sentido de la realidad utilizando el mito, el rito y el símbolo. El mito es la narración de hechos fundamentales; el rito es la reproducción por analogía de esos hechos; y el símbolo provoca en nosotros un conocimiento emotivo, ya que al ser contemplado despierta en el interior de la persona un conocimiento que estaba ahí latente en nuestro subconsciente colectivo, que está formado de arquetipos, imágenes primordiales que todos llevamos en nuestro interior en el momento de nacer y que serían como los instintos de la imaginación. Por eso, cuando vemos conscientemente un símbolo que encaja con el arquetipo interior, lo subimos a nuestra consciencia.
Luis Racionero, en su artículo Jung y los símbolos, La Vanguardia 19 de septiembre, afirma: “La fórmula matemática expresa relaciones entre fuerzas que causan un fenómeno; el símbolo es una fórmula en imágenes que expresa la estructura y dinámica de una situación vital. El símbolo es el ropaje del arquetipo, poso de experiencias repetidas en incontables generaciones, etnias y lugares: El cuerpo físico tiene instintos reflejos que lo activan, la mente tiene instintos subconscientes: los arquetipos”. Así, los símbolos son el vestido del arquetipo, el lenguaje primordial de las cosas, que no pretende nombrarlas sino servirse de ellas. El símbolo es el alfabeto de la imaginación, la medida de lo cualitativo. La cantidad se expresa con los números, pero la cualidad se expresa con la Poesía.
La (IES) al buscar el sentido de las cosas es más amplia que la (IE) y la engloba. Por eso el símbolo es como una metáfora en poesía, que al relacionar elementos por intuición provoca un conocimiento que la lógica nunca podrá penetrar.