Etiquetas

,

hambre-en-el-mundoL

Las personas del siglo veintiuno, artífices autosuficientes y seguros de la propia suerte, nos presentamos como productores entusiastas de éxitos indiscutibles. Pero hoy se muere de hambre. Hay seres esclavizados, explotados y ofendidos en su dignidad. Hay personas víctimas del odio racial y religioso. Hay quienes ven su cuerpo y el de sus propios seres queridos, especialmente niños, destrozado por el uso de las armas, por el terrorismo y por cualquier tipo de violencia en una época en que se invoca y proclama por doquier el progreso, la solidaridad y la paz para todos. ¿Necesitamos ser salvados?
La época actual postmoderna necesita más que nunca un Salvador, porque la sociedad en la que vivimos se ha vuelto más compleja y se han hecho más insidiosas las amenazas para su integridad personal y moral. La humanidad necesita ser liberada y redimida. La humanidad sufre y espera la verdadera libertad, espera un mundo diferente, un mundo mejor. En el fondo sabe que este mundo nuevo esperado supone un hombre nuevo, supone “hijos de Dios”.