Etiquetas

, ,

Imagen

La Inteligencia Espiritual (IES) iluminada por la fe nos permite “intus legere”, es decir, leer dentro. Este don nos hace entender las cosas como las entiende Dios, con la inteligencia de Dios. Porque uno puede entender una situación con la Inteligencia Racional (IR), con prudencia y va bien, pero entender una situación en profundidad como la entiende Dios es el efecto de este don. Y Jesús ha querido enviarnos el Espíritu Santo para que nosotros podamos entender las cosas como Dios las entiende, con la inteligencia de Dios. Es un hermoso regalo con el cual el Espíritu Santo nos introduce en la intimidad con Dios y nos hace partícipes del designio de amor que Él tiene con nosotros, para que podamos entender las cosas como Dios las entiende, con la inteligencia de Dios. Este don está estrechamente relacionado con la fe, ya que el Espíritu Santo, que habita en nuestro corazón e ilumina nuestra mente, es el que nos hace crecer día a día en la comprensión de lo que el Señor ha dicho y hecho. Es el Maestro, el mismo Jesús, quien nos dice:”Os enviaré el Espíritu Santo, quien os hará entender todo lo que yo os enseñado”. Es el Espíritu de Jesús quien nos hace entender sus enseñanzas, entender su Palabra, entender el Evangelio, entender la Palabra de Dios. Uno puede leer el Evangelio y entender algo, pero si nosotros leemos el Evangelio con este don del Espíritu Santo, podemos entender la profundidad de las palabras de Dios. Y este es un gran don, un gran don que todos nosotros debemos pedir. (A partir de la predicación del papa Francisco, Roma, 30 de abril de 2014) )