Etiquetas

, ,

Imagen

 

Para mí la no-violencia no es un mero principio filosófico. Es la regla y el aliento de mi vida. Se que con frecuencia fallo, a veces conscientemente, más a menudo inconscientemente. No es una cuestión de la inteligencia sino del corazón. Para orientarse en el buen sentido se precisa estar constantemente atento a Dios, una extrema humildad, la negación de sí mismo,la disposición a sacrificarse en cada momento. La práctica de la no-violencia requiere intrepidez y valor en el más alto grado. Me doy cuenta con dolor de mis insuficiencias”. Mahatma Gandhi (1869-1948)