Etiquetas

, , , ,

PORTADA-LIBRO-SPB0129956-MAXDesarrollando la IES (Inteligencia espiritual) podemos relacionarnos más profundamente con las personas que nos rodean, desarrollar una actitud compasiva, descubrir formas de rejuvenecer el alma y aumentar la energía. La IES nos da más capacidad de silencio, de asombro y admiración, de contemplar, de discernir, en definitiva una mayor profundidad existencial y vital. Pero, además, todas las tradiciones religiosas nos recuerdan que no hay calidad ni plenitud humanas sin una disponibilidad hacia los demás: justicia, compasión, misericordia, sensibilidad y solidaridad. Las personas que desarrollan la IES iluminan la existencia de las demás personas. Gracias a ellas la vida es más alegre y esperanzada. Son personas-faro. Es decir: Personas cuyo objetivo en la vida no es el dinero, ni el poder, ni la fama. Personas que han aprendido a dialogar y especialmente a escuchar. Personas que irradian paz a su alrededor. Personas que no juzgan. Objetan de forma pacífica mediante la no violencia activa, asumiendo las consecuencias de sus acciones. Personas que participan y colaboran en la vida social, pero que no tienen miedo en defender sus posiciones si discrepan de las de los demás.

La IES es la capacidad con la que afrontamos y resolvemos los problemas significativos y de valores; la inteligencia con la que podemos poner todos nuestros actos en un contexto más amplio; la  inteligencia con la que podemos determinar el rumbo de nuestra vida; la inteligencia que nos lleva hasta el centro de nosotros mismos y nos permite ir conociéndonos para encontrar las razones validas para pasar por la vida de una manera adecuada y feliz. Esta es nuestra inteligencia primordial que permite manejar nuestras otras inteligencias de una manera eficaz. Es así como lograremos desarrollar la visión y comprensión de la realidad trascendental mediante la conciencia de uno mismo, que hace aumentar las aptitudes para generar compasión, poniendo en práctica la sabiduría espiritual en todas nuestras relaciones mediante un comportamiento impecable y coherente.